¡ALARMANTE! LA COMPAÑÍA JOHNSON & JOHNSON RECIBE DEMANDA DE 417 MILLONES DE DÓLARES POR UN CASO DE CÁNCER VINCULADO AL USO DE TALCO

Un jurado de Los Angeles, en California, sostuvo que la compañía era consciente del riesgo de cáncer relacionado con su producto y, sin embargo, omitió la información a los consumidores.

¡417 millones de dólares! Es la cantidad que la empresa Johnson & Johnson deberá pagar a una mujer de 63 años. Eva Echeverría afirma que la causa del cáncer de ovario que padece es por el uso de talco para bebé en sus partes íntimas.

La víctima explica que solo tenía 11 años cuando comenzó a utilizar el talco Johnson’s Baby Powder.

Sin embargo, fue hace 10 años, en 2007, cuando al extirparle un tumor le diagnosticaron cáncer de ovario, lamentablemente en fase terminal.

Por ello el jurado deliberó que se le pagaran 70 millones de dólares en daños compensatorios y 347 millones más como sanción en daños punitivos.

El abogado de la demandante, Mark Robinson, señaló sentirse agradecido por el veredicto. Y es que asegura que Johnson & Johnson estuvo ocultando el caso durante años.

Eva Echeverría, en su defensa citó un estudio que se realizó en 1982 dirigido por el investigador Daniel W. Cramer.

En el se explicaba cómo las mujeres que usaron el talco en sus genitales aumentaron un 92 por ciento el riesgo de padecer cáncer de ovario.

Fue entonces cuando se le exhortó a la firma Johnson & Johnson a que se le pusiera una etiqueta en la que advirtiera a los consumidores de sus posibles consecuencias. No obstante, la compañía hizo caso omiso.

Sin embargo, esta no es la primera demanda que recibe Johnson & Johnson, con sede en Nueva Jersey. De acuerdo al diario Los Angeles Times tan solo en su historial en California se encuentran 300 demandas pendientes.

Sin duda son pocas, comparadas con las más de 4500 en todo el país. Miles de peticiones de mujeres reclaman que desarrollaron cáncer en los ovarios al utilizar talco para eliminar el mal olor vaginal.

La compañía ya ha perdido alrededor de 300 millones de dólares en cuatro de cinco casos anteriores en Missouri. No obstante, Johnson & Johnson planea apelar y demostrar la calidad y seguridad en su producto.

La pregunta es: ¿Realmente es seguro el uso de talco? No es una novedad que vinculen a este producto con el riesgo de padecer cáncer de ovario.

Lee también: Johnson and Johnson: condenado por un caso de cáncer relacionado por el talco

Independientemente de las reclamaciones antes mencionadas La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer, cataloga al uso de talco en las partes íntimas como “posible causante de cáncer”.

Por su parte, la organización británica sobre el cáncer de ovarios (OVACOME), asegura que no hay pruebas suficientes para decir que el uso de talco aumenta el riesgo de desarrollar la enfermedad.

De ser así, las estadísticas de cáncer aumentarían en 1 de cada 3 mujeres.

¿Qué es lo que pone al talco en tela de juicio?

Al parecer son las sustancias que se encuentran en sus ingredientes. El polvo de talco, conocido también como silicato de magnesio, es un mineral que contiene asbesto.

Este no solo causa problemas respiratorios severos sino también efectos cancerígenos que se han venido estudiando desde 1971. Por ello la normativa exige que se sustituya por almidón de maíz.

Este se viene usando para bebés desde los 70. Sin embargo, hay sospechas de que la investigación no sea a fondo, ya que se basan en la cantidad de producto que las personas recuerdan que usaron, pero no es exacta.

Hay muchos estudios que aseguran que no hay relación entre el talco y el cáncer de ovario.

En estos se hace una analogía con el cigarro, en donde explica que entre más se fume, mayor riesgo de cáncer de pulmón. No obstante, esta situación no se ha comprobado con el uso de talco.

¿Cómo se puede prevenir?

Cabe resaltar que el talco pasa por revisiones de productos cosméticos. Por ello no recibe un examen exhaustivo por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Hay millones de productos en el mercado que no son buenos para la salud porque se basan en lo estético. En cualquier caso, lo mejor es usar productos naturales y con pocos tóxicos.

Fuente: Mejor con salud