DESCUBRE ESTAS SOLUCIONES NATURALES PARA DESAPARECER LOS LABIOS AGRIETADOS

Lo más importante a la hora de tratar los labios agrietados es la frecuencia a la hora de aplicar los tratamientos hidratantes, ya que requieren de un cuidado constante

Los labios agrietados son el resultado de la continua exposición a los cambios de clima, los químicos del maquillaje y la práctica de malos hábitos.

La piel de esta parte del rostro es mucho más delicada y, dado que muchas le restan importancia, tiende a presentar alteraciones con mucha regularidad.

Lo más preocupante es que, además de verse menos atractivos, aumenta su nivel de sequedad y quedan susceptibles a varios tipos de infecciones.

Debido a esto, es primordial darles algunos cuidados especiales dentro de la rutina de belleza y, como complemento, aplicarles un tratamiento restaurador.

En esta ocasión queremos compartir en detalle 7 soluciones caseras para que los hidrates y aceleres su recuperación.

1. Miel de abejas

La miel de abejas es una de las mejores soluciones contra los labios agrietados y resecos.

Sus compuestos antibióticos frenan el crecimiento de los virus y bacterias, y evitan que se generen infecciones sobre su delicada piel.

Su acción antioxidante acelera el proceso de reparación celular y, de paso, facilita la eliminación de piel muerta e impurezas.

¿Cómo utilizarla?

Toma una pequeña cantidad de miel de abeja y frótala sobre tus labios.
Deja que actúe 10 minutos y enjuaga.
Repite su uso todos los días, antes de ir a dormir.

2. Aceite de árbol del té

El aceite esencial de árbol de té es un producto protector y regenerador que contribuye a aliviar los labios cuando están secos y susceptibles a las infecciones.

Sus compuestos antibacterianos y antioxidantes nutren su delicada piel, y alivian las grietas y las agresiones causadas por el ambiente.

¿Cómo utilizarlo?

Toma un par de gotas de aceite esencial de árbol de té, mézclalo con un poco de aceite de oliva y frótalo en los labios.
Aplícalo cada noche hasta aliviar la piel.

3. Cera de abejas

La cera de abejas tiene propiedades antibióticas e hidratantes que nos facilitan el tratamiento de los labios agrietados y resecos.

Sus compuestos orgánicos nutren a profundidad la delicada piel y, de paso, remueve las impurezas acumuladas en su superficie.

¿Cómo utilizarla?

Pon una cucharada de cera de abejas en un recipiente resistente al calor y déjalo derretir al baño María.
Retíralo, espera que repose a una temperatura soportable y, antes de que se endurezca, frota una pequeña cantidad en los labios.
Úsalo todos los días, por la mañana y por la noche.

4. Manteca de cacao

La prodigiosa manteca de cacao es uno de los remedios por excelencia para proteger y restaurar la piel labial.

Su alto contenido de ácidos grasos esenciales, vitamina E y poderosos antioxidantes estimula la reparación de las células para darles a los labios un aspecto saludable y estético.

¿Cómo utilizarla?

Frota un poco de manteca de cacao sobre los labios agrietados y deja que se absorba bien.
Úsala hasta tres veces al día.

5. Gel de aloe vera

Los compuestos hidratantes y antioxidantes del cristal de aloe vera lo convierten en una gran solución contra la sequedad de los labios.

Sus nutrientes minimizan los efectos negativos de los rayos del sol y las toxinas, evitando las grietas y el exceso de células muertas.

¿Cómo utilizarlo?

Extrae una cucharadita de gel de aloe vera y frótalo en los labios durante 3 o 5 minutos.
Enjuaga los excesos y repite su uso todos los días.

6. Leche

La leche es un producto rico en grasas y sustancias hidratantes que, sobre la piel, aceleran su reparación ante cualquier tipo de agresión.

En el caso de los labios es bastante eficaz, ya que los hidrata y crea una barrera protectora contra los efectos de las toxinas.

¿Cómo utilizarla?

Humedece un trozo de algodón en leche fría y frótala sobre la piel de los labios.
Repite el tratamiento dos veces al día.

7. Aceite de ricino

Conocido por sus aplicaciones cosméticas en lo que tiene que ver con el cabello, este maravilloso aceite también es muy saludable para la piel de la boca.

Sus antioxidantes promueven la reparación de las células y, en poco tiempo, alivian el agrietamiento.

También cuenta con sustancias antibacterianas que disminuyen el riesgo de infecciones y llagas.

¿Cómo utilizarlo?

Humedece las yemas de tus dedos con un poco de aceite de ricino y frótalo sobre los labios hasta que se absorba por completo.
Úsalo por la mañana y antes de ir a dormir.
Como puedes notar, no tienes que comprar costosos bálsamos o remedios labiales para hacerle frente a la piel agrietada.

Gracias a estas sencillas soluciones naturales podrás eliminar este problema, dejándolos suaves y con un aspecto sano.

Fuente: Mejor con salud