Este champú HECHO EN CASA está causando sensación alrededor del mundo, deja tu cabello liso, crece más rápido y no se te caerá más.

El cabello requiere de muchos tratamientos para que esté en excelentes condiciones. Si tienes problemas con el pelo para que crezca, puede ser debido a varias razones, tales como falta de vitamina C, exceso de procesos químicos en el mismo, o por estrés.

Aquí te daremos a conocer un excelente remedio natural, el cual consiste en preparar un champú y un acondicionador, donde la combinación de ambos conseguirá que te crezca el cabello de manera natural y además lo mantenga liso.

Este champú HECHO EN CASA está causando sensación alrededor del mundo, deja tu cabello liso, crece más rápido y no se te caerá más. Comparte con todos.

Ingredientes que vas a necesitar para el champú:

Bicarbonato de sodio

Botella de plástico para guardarlo

Agua

Sidra de manzana

Esencia de lavanda (o cualquier esencia para ocultar un poco el fuerte olor de la sidra)

Una botella para guardarlo

Método de preparación:

Lo primero será mezclar 1 cucharada de bicarbonato de sodio con el vaso de agua tibia, pero si tienes un cabello muy largo utiliza de 2 a 3 cucharadas y unas 3 veces la cantidad de agua.

Esto lo vas a verter en tu cuero cabelludo, empezando desde la raíz hasta tus puntas, masajeando todo por 3 minutos.

Al hacer esto, enjuaga bien con agua tibia.

Una vez enjuagues, puedes utilizar el acondicionador. Solo debes mezclar un cuarto de vaso de la sidra de manzana con el vaso de agua, añadiendo la esencia de tu preferencia para darle un mejor olor. Deja que este actúe por 3 minutos y retira con agua.

Como verás ambos dos son muy sencillos de preparar por lo que puedes hacerlo desde tu casa sin mucho problema. Eso sí, evita de que te caiga este producto en el ojo porque puede que te arda un poco.

Consejos para mantener tu cabello saludable, brillante y suave.

Productos hidratantes. Cuando el cabello fino y desvitalizado está encrespado, no podemos utilizar acondicionadores que sean ricos en lípidos y lo apelmacen. Este tipo de cabello necesita proteínas. El cabello pierde esta sustancia cada vez que lo lavas. Los champús, acondicionadores, tratamientos sin aclarado y mascarillas contienen ingredientes hidratantes.

Realza tu estructura capilar.La cutícula capilar envuelve el cabello con una capa lisa pero cuando está dañada deja de reflejar la luz y el cabello se ve apagado. Los productos de cuidado con proteínas de seda, soja o trigo fortalecen la estructura del cabello debilitada y lo cubren con una fina capa protectora hasta el próximo lavado.

Cabello más flexible.  El cabello grueso y rebelde, además de necesitar los ingredientes que realzan su estructura capilar, necesita lípidos. Los productos de cuidado enriquecidos con preciados aceites vegetales proporcionan al cabello los ácidos grasos insaturados que necesita. Puedes escoger entre los aceites vegetales más ligeros: Marula, almendras, sésamo o de nuez de albaricoque.

No sufras más con el crecimiento de tu cabello, pon a prueba esta receta que además te lo deja liso.