¡Este truco casero es definitivo en contra de la picadura de medusa!

Las medusas poseen tentáculos formados por células urticantes, o nematocistos, que usan para capturar presas y como forma de defensa. Estas células contienen una cápsula con un filamento tóxico (venenoso). Al contacto con una presa, los filamentos se eyectan e inyectan veneno. Los tentáculos de medusas muertas que a veces se encuentran en la playa pueden envenenar por varias semanas.

La toxicidad de la picadura de la medusa varía según la especie. La mayoría de las medusas que encuentran los bañistas provocan picaduras dolorosas y con una sensación de ardor, pero pasajeras. Sin embargo, se aconseja a los bañistas inmediatamente salir del agua, porque existe la posibilidad de padecer un shock anafiláctico y ahogarse.

Si te ataca uno de estos peligroso animales marinos, a continuación te mostramos que puedes usar para contrarrestar los alarmantes efectos de su veneno:

Una botella de vinagre.

Este es el ungüento más efectivo para tratar las picaduras de medusas (conocidas también como malaguas, aguavivas, aguacuajada o lágrimas de mar), vinagre y aplicar calor.

Una investigación llevada a cabo para la revista Toxins, no sólo descarta los tratamientos tradicionales como la aplicación de zumo de limón, espuma de afeitar, agua de mar o pis, sino que asegura que aplicar cualquiera de estos tratamientos sólo empeora la situación.

Mientras los investigadores experimentaban con diferentes métodos, tal y como aseguran desde páginas de la BBC, notaron que cuando aplicaban vinagre sobre la herida, éste impedía que las cápsulas dejadas por la picadura liberaran más veneno, y además se podían retirar con mayor facilidad.

Hagan sitio en su bolsa de la playa para una botella de vinagre, sólo por si acaso.

Fuente: Qué!