No podía levantarse de la cama de tantos dolores articulares, con solo este remedio, no creerá lo que paso! Wao, es lo mejor!!!

Mi abuela solía sufrir de terrible dolor en las articulaciones, especialmente en los tobillos y las rodillas. La llevé a un sinnúmero de especialistas, pero la mayoría de ellos no hizo nada, sólo indican anti inflamatorios no esteroideos.

Leyendo y buscando alternativas para esa dolencias de mi abuela, decidi investigar y alguien me hablo de la medicina alternativa, ella estaba sufriendo de artritis, así que decidí no renunciar y hacer todo lo posible para encontrar un tratamiento adecuado para su condición terrible.

No podía levantarse de la cama de tantos dolores articulares, con solo este remedio, no creerá lo que paso! Wao, es lo mejor!!! Comparte con amigos y familiares.

Me sentía con el corazón destrozado cada vez que la veía, tratando de caminar con su dolor y la forma en que ella se esforzaba por mantener su equilibrio mediante el apoyo de la mayoría de su peso en su bastón. Afortunadamente, mis esfuerzos resultaron exitosas, finalmente encontré el tratamiento que ella necesitaba.

 Leyendo un viejo libro sobre medicina alternativa y remedios naturales, me topé con un remedio para la artritis, que no sólo podrían eliminar los síntomas de dolor, sino que podia hasta llegar a curar esa horrible enfermedad.

Lo mas importante de este remedio que he encontrado es que funciona el doble, tanto interna como externamente.

Primero para preparar el remedio para uso interno, todo lo que necesitas es, una berenjena y 1 litro de agua. Solo debes lavar la berenjena, cortarla en ruedas y luego se coloca en una olla llena de agua hirviendo. Dejar en remojo en agua caliente hasta que se enfríe a temperatura ambiente.

Finalmente, cuela el líquido y guarda la tercera parte en la nevera. El resto lo puedes usar para aplicaciones externas.

Para preparar el remedio para uso externo, se necesitan los mismos ingredientes que los de arriba y agregarle aceite de oliva. Mezclar el líquido que ha guardado y ponle el aceite de oliva. La mezcla resultante también deben almacenarse en la nevera.

Te decimos ahora como usar estos remedios eterno e interno, no dejes de seguir los pasos.

Media taza en la mañana con el estómago vacío.
Media taza a la hora del almuerzo.
Media taza  en la noche.

El remedio externo debe  aplicarlo en las áreas problemáticas en la noche antes de ir a la cama. Todo lo que necesitas hacer es frotar el líquido en las áreas afectadas y luego doblar un trapo de algodón limpio alrededor de ellos para que se mantengan calientes.

Puedo decir honestamente que después de solo 20 días de uso de este doble régimen de tratamiento, mi abuela ya se podia mover con mas facilidad, al cabo de dos meses ya casi estaba botando el baston, realmente estaba recuperando su rango completo de movimiento en las rodillas y piernas. Aparte de eso, el dolor y la inflamación desaparecieron casi  por completo, ella se sentia feliz.

Por fin logré conseguir con qué ayudar a mi abuela a salir de la cama y no tener que usar tantos tratamientos de cortisona que les estaban afectando otros organos.