SORPRENDENTES BENEFICIOS DE TOMAR AL MENOS 2 LITROS DE AGUA DIARIOS

La costumbre de beber 2 litros de agua al día, además de ser muy adecuada para depurar toxinas y mantenernos hidratados, nos ayuda a tener más vitalidad y energía beber 2 litros

La recomendación de beber 2 litros de agua al día es mucho más efectiva de lo que parece, ya que nos va a aportar grandes y sorprendentes beneficios para la salud.

También podremos prevenir o tratar algunos trastornos y mejorar nuestro aspecto y nuestros niveles de energía.

Descubre en este artículo los 7 asombrosos resultados que conseguirás al beber 2 litros de agua cada día.

Beber 2 litros de agua como remedio
Beber agua antes de la comidas
Beber dos litros de agua al día es, con toda probabilidad, uno de los remedios más sencillos, baratos y efectivos que podemos encontrar para tener una buena salud.

La mayoría de las personas beben agua solamente cuando tienen sed, lo cual significa que ya están sufriendo deshidratación.

Es importante acostumbrarnos a beber 8 vasos de agua repartidos a lo largo del día, separados de las comidas, como un hábito rutinario.

En muy poco tiempo empezaremos a notar los beneficios que supone este pequeño cambio, lo cual nos dará la motivación que necesitamos para seguir.

1. Una piel hidratada y sin arrugas

Con el paso de los años nuestra piel va perdiendo su contenido en agua, lo cual la predispone a padecer cada vez más arrugas.

Por este motivo, las personas que tienen la piel seca todavía se exponen más a sufrir arrugas prematuras.

Beber 2 litros de agua nos ayuda a mantener una piel hidratada, firme, luminosa y sin marcas de expresión durante más tiempo, e incluso a prevenir algunos problemas cutáneos como:

El exceso de grasa
Los puntos negros
El acné
Los eczemas
Por supuesto, deberemos complementarlo con los cuidados externos adecuados.

2. Más energía y vitalidad

Las personas que se sienten más cansadas de lo habitual deberían probar a beber más para recuperar la vitalidad perdida.

Los riñones están relacionados con nuestros niveles de energía, por lo que debemos preocuparnos por equilibrar su función de la manera más natural: bebiendo agua.

En muchas ocasiones optamos por suplementos energéticos cuando tenemos la solución a nuestro alcance y, además, sin riesgo de sufrir efecto secundarios como nerviosismo o insomnio fruto de los estimulantes.

3. Reducción de dolores articulares

Para tener unas articulaciones saludables debemos mantenerlas hidratadas desde dentro.

Por lo tanto, si sufrimos dolores de tobillo, rodilla, cadera o codo, por ejemplo, no deberíamos dejar de probar este asombroso remedio, también válido para prevenir trastornos articulares.

De este modo estaremos actuando sobre la causa del problema, a diferencia de muchos tratamientos que solamente buscan paliar los síntomas de manera puntual.

4. Menos apetito a todas horas

¿Cuántas veces nos ha pasado que hemos terminado de comer, estamos todavía llenos y, sin embargo, tenemos la tentación de picar algo?

La manera más sencilla de comprobar si es hambre real o solamente sed es bebiendo un vaso de agua cada vez que vayamos a comer algo entre horas.

Si el hambre desaparece de golpe, se trataba de un problema de deshidratación.

5. Prevenir infecciones de orina

Si sufrimos infecciones de orina de manera habitual o incluso si ya son crónicas, debemos seguir el buen hábito de beber 2 litros de agua al día para mantener el sistema urinario limpio y libre de toxinas.

Además, beber nos ayudará a reducir cualquier síntoma de inflamación y a alcalinizar la orina, dos medidas preventivas muy eficaces.

6. Combatir el estreñimiento

Aunque el estreñimiento puede deberse a múltiples motivos y siempre debemos tener en cuenta la alimentación, también es fundamental beber agua suficiente cada día para poder facilitar la digestión de la fibra de los alimentos.

De este modo facilitaremos la evacuación, sobre todo si nuestras heces son pequeñas y secas.

Además, beber agua fuera de las comidas favorece el funcionamiento del sistema digestivo, lo cual también contribuye a una buena salud intestinal de manera indirecta.

7. Perder peso con más facilidad

A partir de estos resultados asombrosos podemos deducir que beber agua a lo largo del día nos ayudará a bajar de peso con más facilidad o a mantener un peso equilibrado.

No tendremos tentación de comer a todas horas, nos sentiremos con energía sin necesidad de tener que comer alimentos calóricos y nuestro organismo asimilará mejor los nutrientes de lo que comamos.

Además, beber agua activa el metabolismo basal de manera natural, lo cual aumenta nuestro gasto de calorías sin ningún esfuerzo o ejercicio.

Fuente: Mejor con Salud