¡Tenía todos los cartílagos y tendones de mi rodilla derecha dañados y esto los regeneró por completo!

El tejido cartilaginoso, o cartílago, es un tipo de tejido conectivo especializado, elástico, carente de vasos sanguíneos, formados principalmente por matriz extra celular y por células dispersas denominadas condrocitos.

Los cartílagos son tejidos extremadamente sensibles, de consistencia elástica, los cuales se encargan de recubrir las articulaciones y conectar los huesos.

¡Tenía todos los cartílagos y tendones de mi rodilla derecha dañados y esto los regeneró por completo!  Comparte con todos.

Las articulaciones recubiertas por los cartílagos tienden a deteriorarse con la edad, lo que provoca muchos dolores e inflamaciones que son muy molestosas y hasta hacen que las personas que las padecen se queden inmóvil.

la naturaleza es buena con los seres hum,ano, es por esto que hoy te traemos un fabuloso remedio casero que te ayudara a regenerar los cartílagos y de igual manera el dolor desaparecerá.

Cuando los cartílagos de nuestro organismo se dañan, nuestros huesos se raspan unos con otros, ocasionándonos así intensos dolores y molestias. Es por esto que es muy importante prevenir y tratar a tiempo el dolor de cartílagos.

El remedio casero para el dolor de cartílagos que te enseñaremos a preparar hoy, no solo te ayudará a proteger y regenerar tus cartílagos, sino también tus tendones.

Ingredientes: Trata siempre que tus ingredientes sean orgánicos.

Una taza y media de espinaca fresca bien lavada.

1/2 pomelo (toronja)

2 manzanas verdes peladas.

2 cm de jengibre.

Un poco de hielo.

2 tallos de apio.

Como prepararlo: 

Añade todos los ingredientes en la licuadora, menos el hielo.

Licúa muy bien hasta obtener una preparación totalmente homogénea.

Finalmente, agrega al batido la cantidad de hielo que desees.

Cada mañana, bebe el remedio casero para el dolor de cartílagos en ayunas, e inmediatamente luego de prepararlo.
Sigue el tratamiento durante una semana entera.

Algunas sugerencias para prevenir el dolor de cartílagos y tendones.

Realiza actividad física de manera regular, esto fortalece tus cartílagos.

Asegúrate de que tu calzado sea siempre cómodo y adecuado.

Agrega especias en tus comidas (especialmente cúrcuma).

Intenta evitar el sobrepeso y la obesidad.

Estira tus músculos antes y después de realizar cualquier tipo de actividad física.

Evita el estrés y la ansiedad, lo más posible.

Expone a tu cuerpo a la vitamina D más seguido (rayos de sol, pescados grasos, etc.)

Intenta no consumir demasiado trigo ni alimentos que lo contengan.

Evita el alcohol y el tabaco.

Bebe al menos 2 litros de agua diario.

Deja que tu cuerpo descanse luego de rutinas demasiado extensas.